Owen, hijo de Osther

Description:

montaraz.jpg

Nombre: Owen, hijo de Osther
Sexo: Masculino
Estatura:
Peso:
Cabello:
Ojos:
Mano:
Raza: Hombres del norte
Ocupación: Explorador
Religión: Korth
Armadura: Cuero
Arma: Espada/Arco
Escudo: No

Bio:

Sabía que la culpa había sido suya. Tenía que haber interpretado mejor las señales, haber visto los indicios casi imperceptibles, pero que estaban ahí, que indicaban que se adentraban en una trampa. Y por su error sus compañeros habían muerto, 14 pobres almas habían sucumbido bajo la fuerza despiadada de una emboscada orka, pronto 15, si contaba su propia alma, porque los orkos no toman rehenes.

Dicen que cuando estas a punto de morir; en tus últimos momentos, antes de que la parca venga a por ti, rememoras todos tus actos y decisiones que te han encaminado hasta el momento en el que te encuentras. Pero Owen solo podía recordar como era su vida cuando no era más que un niño, fue la época más feliz de su vida.

Nació en una aldea en las estribaciones más al sur de la cordillera Kordun, hijo único de una familia humilde pero valorada por toda la comunidad. Su padre era una persona buena pero de actitud muy marcial y firme de carácter, no había quien le hiciera cambiar de parecer una vez había tomado una decisión; aunque simplemente era el cazador de la aldea, todo el mundo lo tenía en alta estima y le pedían consejo para cualquier asunto importante. En cambio, su madre era todo bondad; siempre tenía una sonrisa o un gesto de afecto para el pequeño Owen cuando se hacía algún rasguño, pero recuerda que aun así siempre había un velo de tristeza que cubría a su madre y nunca supo el porqué.

Desde muy joven su padre empezó a instruirlo en el arte de la vida en el bosque, como él siempre decía: “Tienes que estar preparado para las pruebas que el mundo te depara, no puedes pensar que con tener una casa nada te puede hacer daño”. Le enseñó a comprender el comportamiento de los animales y plantas del bosque, a entender que cazar solo para alimentarse y no por diversión, a interpretar rastros de todo tipo y como no dejar el propio; saber que plantas son buenas para parar una hemorragia, o cuales sirven eliminar la infección del agua estancada. Era muy severo con su aprendizaje; recuerda que se iban de casa cuando aún faltaba para que amaneciera, y si se equivocaba en algo le obligaba a repetirlo hasta que lo entendiera.

Empieza a sentir como lo arrastran, “La muerte a decidido que se me va a llevar entero, estoy tan manchado por la falta que hasta mi cuerpo tiene que sufrir el tormento” se dice para sí mismo; con un último esfuerzo consigue entre-abrir los ojos “Quiero ver a mi verdugo”. Pero lo que ve lo deja perplejo, una joven de no más de 20 años está arrastrándolo hacia un carromato, a unos 30 pies observa 14 tumbas y otra más sin sepultar. No puede más, el esfuerzo ha sido agotador y vuelve a caer en los brazos de la inconsciencia, se deja llevar.

Recuerda, el día de su 16 cumpleaños; había ido al bosque a cazar para el banquete de la celebración, iba a estar toda la aldea así que tuvo que esmerarse bastante para poder suficientes presas. Estaba muy contento, pues su padre le había dado su arco como regalo. Cuando se acercaba a las casas supo que algo no iba bien, no se oía a nadie, algo pasaba. Conforme se acercaba a la plaza observó que estaba toda la aldea fuera, entre ellos se podía observar un par de carromatos grandes y no menos de 30 jinetes armados, eran soldados del gobernador.

Enseguida lo apresaron para llevárselo, estaban buscando a los jóvenes para de toda la zona para el ejercito; su padre intentó impedirlo, pero Owen supo que si no se iba con los jinetes matarían a su familia. Así que tomó la decisión más dolorosa que un muchacho puede tomar. Se despidió de sus padres y de la aldea y se fue con los soldados.
Los siguientes 4 años los pasó aprendiendo el oficio de la guerra; el levantarse antes del alba, las largas marchas con equipo completo o días completos a la intemperie no fue pesado para él (no como a otros compañeros), prácticamente su padre lo había preparado para esto, ahora lo sabía. Desde muy pronto; sus superiores se percataron que tenía unas cualidades perfectas para ser explorador, así que lo destinaron a la unidad de exploradores. Realizaron multiples incursiones para repeler avanzadillas orkas; no había que permitir que esos animales le ganaran terreno al imperio.

Esa mañana les habían informado que tenían que escoltar un cargamento de provisiones para un puesto defensivo avanzado. Mientras iban por el camino sabía que algo no marchaba bien, no se oía a la naturaleza hablar. Y entonces empezó el ataque…

Owen, hijo de Osther

Luz en la oscuridad Aviso_a_roleantes johnnie_ripper