Dioses y religiones

sanctuary.jpg

Los diferentes pueblos de Valsorth profesan culto a varios dioses y seres divinos. Así, mientras que en algunas regiones hay un fuerte componente religioso entre sus habitantes, como en el Reino de Stumlad con la iglesia de Korth, otros pueblos simplemente rezan sus oraciones o profesan un culto solitario a su dios. A continuación se describen los principales dioses del mundo.

KORTH

Korth es el dios de los hombres del norte, especialmente Stumlad y las ciudades norteñas, aquel que condujo a su pueblo a la civilización y les liberó de la esclavitud a la que estaban sometidos. Normalmente se representa en figuras de madera y cruces con la figura de un joven escuálido castigado por sus captores. Sus clérigos dedican su vida al estudio, la meditación y aprender las artes de la curación, atendiendo a los enfermos en sus templos previo pago de una ofrenda. Su máxima es el respeto a la tradición y la historia. También dirigen los rezos al final de la jornada, en absoluto silencio y recogimiento, en nombre de los antepasados.

ORNDIOS DE LA MONTAÑA

Bárbaros y gigantes azules comparten ritos al mismo dios, aunque usen nombres diferentes para referirse a él. Cuando los gigantes azules fueron abandonados a su suerte en las montañas, su dios Orn les protegió y veló por su seguridad. Para los bárbaros, el Dios de la Montaña es un ser inmisericorde que les juzga desde su trono, sin
prestar ayuda a no ser que sus súbditos demuestren ser dignos. Orn es una presencia etérea, el espíritu de la montaña, dueño del poder de la naturaleza, los vientos y las tormentas de nieve. Mientras que los gigantes azules lo representan en sus cuevas con el dibujo de una montaña, los bárbaros no usan símbolo alguno. Los chamanes realizan
ceremonias en determinadas situaciones, como antes de iniciar una cacería o una batalla o para rendir las almas de los muertos.

RAEL

Nacida de los dioses astrales, Rael, la diosa de los elfos de los bosques, fue la primera en llegar a Valsorth, donde dio vida a sus hijos, los primogénitos, que poblaron los bosques del continente. Los elfos suelen llevar un sencillo broche de madera tallado con la forma de una hoja estrella en su honor. Sus sacerdotisas son sanadoras defensoras de la naturaleza que predican el equilibrio entre los pueblos y que todos los seres son iguales. Alegres y joviales, los elfos honran a su diosa con festivales en los que cantan y bailan para ella.

IZZ

Considerada la gran traidora, Izz es la hermana de Rael, diosa de los elfos de los bosques, a la que intentó asesinar envidiosa del favor que su hermana recibía de los animales y las plantas. A pesar de descubrir las intenciones de Izz, Rael le perdonó, algo que su hermana no pudo soportar y se retiró a las profundidades, lejos del sol y su vergüenza, convirtiéndose en la diosa a la que veneran los elfos oscuros, quienes la adoran con rituales masivos en las cuevas comunes con todo tipo de sacrificios, orgías y actos de crueldad. Sus clérigos o!cian los rituales de su pueblo rogando el favor de su diosa y exaltando el egoísmo, el asesinato y la oscuridad. Sus seguidores portan una daga retorcida en recuerdo del arma con la que su diosa intentó matar a su hermana.

REY DIOS

Hijo de los elfos en un principio, pero dios por voluntad propia, nadie conoce el nombre real ni la apariencia del Rey Dios. Las leyendas hablan de un guerrero que abandonó a su pueblo y se convirtió en un nigromante para aumentar su poder. Caído en batalla ante elfos y humanos en los salones de Dargore, fue encerrado por los Doce Arcanos en el círculo de estatuas, de donde se supone que jamás podrá escapar. Sus seguidores son un puñado de fanáticos portadores de su símbolo, un triángulo invertido con una llama roja en su centro, que le rezan en misas clandestinas celebradas en callejones o viejos almacenes. Sus clérigos vagan por el mundo cubiertos con ropas oscuras, predicando el inminente regreso del Rey Dios, que volverá para castigar a sus enemigos y someter de nuevo al mundo.

LA RELIGIÓN DE LOS ELFOS GRISES

Los elfos grises rendían culto a la diosa Rael cuando habitaban en Dalannast. Sin embargo, tras ser expulsados y pasar a vagar por las llanuras, abandonaron a la diosa de la naturaleza. En la actualidad, rinden culto a criaturas desconocidas y seres oscuros a los que ofrecen sacrificios de humanos y otros elfos en rituales salvajes y crueles. Estos ritos son una muestra más del odio que sienten por las demás razas, especialmente los elfos de los bosques, a los que culpan del destino que sufrieron.

LA RELIGIÓN DE LOS HOMBRES SALVAJES

Los hombres salvajes no tienen una religión regulada. Simplemente rinden culto a los dioses de la naturaleza, el río, la selva, el sol, y demás entes, según el chamán o líder de la tribu. Estos rituales, que suelen ser bailes espasmódicos en los que el chamán inhala el humo de hierbas e ingiere diversas pócimas, llevan al chamán a un trance en el cual clama por el favor de los dioses. A su vez, los dioses pueden manifestarse a través del chamán, usando su voz para aconsejar a los hombres salvajes o reprenderles por sus acciones.

Dioses y religiones

Luz en la oscuridad Aviso_a_roleantes Aviso_a_roleantes